Tropezar

Tropezar

Tropezar


Dicen que el ser humano es el único ser que tropieza dos veces en la misma piedra. Esta afirmación puede relacionarse con cualquier aspecto de nuestra vida y con todo lo que nos rodea. Y en materia de patrimonio, tampoco es ajena esta máxima.

La Rinconada no es una localidad con un patrimonio cultural de importancia. Esta frase la he escuchado muchas veces y desde que soy un rinconero más, cada vez tengo más claro que no es cuestión de calidad, que la hay, de cantidad, que también hay, sino de desconocimiento. Desconocimiento y muy posiblemente falta de conciencia y cariño por parte de todos.

Tenemos unos yacimientos paleontológicos al nivel de los mejores de Europa y que, por cierto, son destruidos por la acción de las numerosas empresas de áridos que “saquean” el subsuelo de nuestra localidad. Tenemos un patrimonio arquitectónico importante, distribuido en las
numerosas Haciendas más que centenarias que encontramos en nuestro término municipal. Un Hospital de Sangre mandado construir por Fernando III para acoger a los futuros heridos de la Conquista de Sevilla y que da origen al pueblo. Amén de numerosos yacimientos arqueológicos, perdidos en su mayoría debido a las explotaciones agropecuarias o a la falta de
concienciación al encontrar unos restos que podrían “parar” obras o arruinar plantaciones, quedando sepultadas en el olvido.

¿Tenemos por tanto patrimonio? Rotundamente sí. ¿Lo conocemos? Rotundamente no. Y eso es algo que debemos empezar a cambiar.
Últimamente está muy en boga el Cerro Macareno. Por si no lo saben todavía, estamos hablando de unos de los yacimientos más representativos e importantes de la protohistoria del sur peninsular. Un enclave que hunde sus raíces miles de años atrás, y que, por fin ha empezado a renacer desde que la Universidad de Sevilla y el Ayuntamiento de La Rinconada, ahora sí, acordaron poner en marcha un proyecto para sacar a la luz y ponerlo a disposición de la población.
No pretendo entrar ahora en una somera explicación histórica de nuestro Cerro. Pero es interesante reseñar que se han encontrado elementos suficientes como para interpretar que este promontorio, cuya correcta denominación sería tell, o lo que es lo mismo, una elevación artificial producto de la sucesión estratigráfica de diversos asentamientos a lo largo de la Historia, tiene una ocupación que va desde el s. VIII a.C. hasta el siglo I a.C. Encontrando en él piezas fenicias, griegas, turdetanas y romanas… Una joya que comienza a relucir de nuevo.

El motivo principal de estas líneas es plantear, a través del triste devenir que ha tenido el Cerro Macareno desde los años 50 aproximadamente, la necesidad de concienciar a la población de La Rinconada de que el cuidado y la protección del patrimonio local, ya sea histórico o natural, no sólo es cuestión de la Corporación municipal, aunque ellos sean los “primeros” rinconeros que deben velar por nuestro pasado, sino que es cuestión de todos. Simplemente mostraré varias fotos para entender la evolución del Cerro Macareno.

(Captura tomada de la web del Instituto Geográfico Nacional www.ign.es)

En esa primera foto, tomada por el conocido como vuelo americano, en 1945, podemos ver en la parte superior izquierda nuestro arroyo Almonázar, y junto a él, esa elevación conocida como Cerro Macareno. Quizás no puedan apreciarlo en esta foto, pero si nos vamos a la siguiente, lo verán más claro.

(Captura tomada de la web del Instituto Geográfico Nacional www.ign.es)

Esta segunda toma, corresponde al Vuelo Americano de 1956-1957. Empiezan a cambiar los cultivos alrededor del Cerro y se hace más visible en este momento. Pero el cambio es mayor en la siguiente imagen.

(Captura tomada de la web del Instituto Geográfico Nacional www.ign.es)

En esta imagen, tomada durante el llamado Vuelo Interministerial, entre los años 1973 – 1986, vemos como la extracción de áridos está destrozando el yacimiento. ¿No veían nada? ¿No salía nada mientras ellos trabajaban? Obviamente sí. ¿Se hizo algo? Durante mucho tiempo no. Únicamente ante la denuncia de vecinos de Brenes por el atentado patrimonial que se estaba ejecutando se paralizó. Eso sí, como se puede ver en la siguiente foto, de lo era el Cerro Macareno, a lo que es en la actualidad dista mucho. Se perdió muchísimo…para siempre.

(Captura tomada de la web del Instituto Geográfico Nacional www.ign.es)

El ser humano tiende a ser destructivo con todo lo que le rodea, y es hora de empezar a revertir esa situación. Tenemos un patrimonio cultural y natural importante, que pertenece a la ciudadanía y cuya protección y puesta en valor podría repercutir positivamente en nuestra población, pero en muchos casos está en vías de extinción y de nosotros depende que no terminen en el olvido, como un simple sueño…

Response to "Tropezar"

  • Gracias Alejandro y Lince verde por el trabajo que venís realizando para dar a conocer entre los vecinos de La Rinconada el rico patrimonio arqueológico que tenemos en nuestro territorio y alrededores. La información hace que nuestras señas de identidad se potencien y valoremos nuestro pasodo histórico y mejoremos nuestra convivencia y relaciones sociales actuales.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *